jueves, 16 de marzo de 2017

Limpiar nuestros oídos


Limpiar nuestros oídos implica que queramos eliminar el cerumen, pero lo cierto es que esta es una secreción natural que cumple una función muy importante. 


El cerumen ayuda a mantener nuestros oídos saludables y limpios, evita que las líneas que recubren los canales auditivos se sequen y agrieten, protege al oído de la suciedad y repele el agua, lo cual ayuda a detener las infecciones, explicó la cirujana de oído, nariz y garganta británica Gabriel Weston.




La especialista indicó que la mayor parte del tiempo, nuestros canales auditivos se limpian a sí mismos.

Señaló que cuando hablamos o masticamos, movemos nuestras mandíbulas lo que produce que la cera se mueva lentamente desde el tímpano hasta el orificio del oído, donde usualmente se secan y caen.

Weston señaló que en el caso de se produzca cerumen en exceso, puede causar dolor o la pérdida de la audición y es mejor acudir al médico.

Fuente:RRP

0 comentarios:

Publicar un comentario