domingo, 11 de marzo de 2018

La relación de Ana Julia Quezada y Angel Cruz


“Mejor que no vuelva y se quede allí por siempre”, le dijo a un familiar en ocasión de la última visita de Ana Julia Quezada a la República Dominicana. A la misma Ana le llegó a vaticinar que la relación con su padre no iba a durar mucho, como había ocurrido con las antiguas parejas de Ángel, padre del niño.

Sobre la relación


Ana Julia Quezada y Ángel Cruz apenas llevaban un año manteniendo su convivencia sentimental. Ayer, varios vecinos de la pareja reprodujeron que la relación entre la dominicana detenida y el pequeño era de continua fricción.

 De probarse que fue ella la autora del crimen, «demostraría que tiene una personalidad psicopática, por la falta de empatía mostrada estos trece días, acompañando a su pareja en el dolor.

Tampoco ha dado muestras de remordimiento ante semejante hecho luctuoso», añade el director de Quality Psicólogos, Enrique García Huete.

Lo último que certificaría su personalidad «extrema» es que «no anticipa el castigo a medio y largo plazo, que sería que su novio se quedaría destruido el resto de su vida», arguye. «Sería un conmigo o con nadie», como hacen los agresores machistas, resuelve García Huete, profesor de la Universidad Cisneros.

Ana Julia ha demostrado «corteza intelectual», cree Cabrera, que añade que «se puede matar por amor, anómalo y patológico», sobre todo cuando se alimentan unas perspectivas que se creen frustradas y se canalizan respecto a un tercero.

Muchas veces en la historiografía clínica se ha mostrado cómo se planifica el futuro –en este caso, solo construido por dos personas– y los demás sobran y se actúa en consecuencia.«El niño, para estas personas, no cabe en la relación de pareja», añade.

0 comentarios:

Publicar un comentario