jueves, 14 de junio de 2018

Mente Ingeniosa : Depresión



Vivimos en una época dónde estamos influenciados por las redes sociales, que nos venden la idea, que ser exitoso a nivel laboral y económico, equivale a que seríamos felices.

Que pasa cuando conseguimos ese merecido éxito, tanto laboral como económico, y estamos llenos de elogios y admiración, y aún así, con el tiempo sentimos que algo nos falta.

Esto nos lleva a revaluar nuestras creencias, porque habíamos dado por sentado de que seríamos felices para siempre, y es aquí cuando se sacude nuestra zapata emocional; conociendo que está varía en cada individuo, y esto se debe a la forma en que percibimos la vida, y cómo fue nuestra crianza.

La mayoría de las personas tienen la creencia que cuando estamos padeciendo de una conflictiva emocional que nos lleva al borde de una depresión, sería fácil reconocerla.
Muchas personas tienen mecanismos compensatorios, que les ayuda disimular, he incluso superar, algunas de las conflictivas existenciales que se le presenta.

Lamentablemente hay algunas personas que no poseen un alto grado de resiliencia, por lo tanto, no podrán por si solo superar la conflictiva, algunos no son capaces de buscar una ayuda profesional, otros cuando lo hacen, no toman conciencia de que debe de llevar el tratamiento, ir a terapia y modificar estilo de vida, para poder superar esta eventualidad, perpetuando su estado dé ánimo depresivo.

¿Cómo podemos darnos cuenta de un familiar, amigo o compañero de trabajo está padeciendo una depresión? Y así poder ayudarlo.

Son pequeñas sutilezas conductuales y emocionales, que se agravan con el tiempo y es observable por más de dos semanas continuas.

Esto se debe mucho, porque a nuestro cerebro le toma tiempo desprogramarse de un estado de normalidad a un patrón neuronal depresivo.

En esto influye, que tan fuerte es la zapata emocional de cada individuo (tipo de crianza y el ambiente), tipo de personalidad, valores que tenga, educación y sobre todo que tan fuerte son sus lazos familiares (positivos).

Cuando este cerebro empieza a transformarse, es que aparecen los cambios conductuales propios de la sintomatología depresiva, y estos son muy sutiles al principio, luego cuando las neuronas empiezan a producir menos neurotransmisores (Dopamina, Serotonina, Noradrenalina entre otros, que son los que permiten sentir felicidad), provocando estos la disminución del deseo, aumenta la tristeza y el vacío emocional llevándonos a la desesperanza.

Nos empezamos a sentir inútiles, nos culpamos por lo que estamos viviendo, algunos pierden peso otros aumentan, los niños pueden tornarse irritables, algunos duermen mucho otros padecen de insomnio.

Las personan se sienten sin energía la mayor parte del tiempo, algunos sienten más irritabilidad y se tornan ansioso, y estos les induce a querer trabajar más y así no pensar en lo que sienten, pueden referir que sí se detienen se desploman, otros toman alcohol /otras sustancias y así obnubilar la mente para no pensar,  otros se tornan más lentos y melancólicos.

Hasta que llegamos a un punto que se tiene problema para concentrarse y tomar decisiones, hay una disminución de la capacidad para pensar, al punto que nos provoca un deterioro en lo social, educacional, laboral y familiar.

Con el tiempo los pensamientos e ideas suicidad empiezan a florecer, porqué el cerebro ya es incapaz de generar cambio sin una ayuda de un especialista.

Puesto que el cerebro necesita tiempo para volver a programarse de la forma correcta:
Primero con la ayuda del psiquiatra, ya que este es el que sabe manejar correctamente los psicofármacos, después de un mes se puede empezar con la terapia cognitivo conductual o terapia de familia, que acompaña al tratamiento médico, 8manteniendo estos de 6 meses a dos años si así lo amerita. Todo dependerá del tipo de paciente, aclarando que sí no llevan el tratamiento correcto se pueden cronificar   (trastorno depresivo persistente/Distimia), o llevarle a suicidarse.

A todo esto, el psiquiatra debe de descartar otras patologías orgánicas que puedan provocar trastornos depresivos.

Lo importante que deben saber es que las personas cambian su forma de ser, se encierran en sí mismo y ven todo negativo, o le cuesta ver lo positivo en su vida, es algo que si prestan atención verán la tristeza reflejada en la mirada, a pesar de la sonrisa y/o de la irritabilidad.

Fuente: pagina de Psiquiatria

0 comentarios:

Publicar un comentario