lunes, 12 de agosto de 2019

Como yo lo veo: Adiós maestro Soto

Por:América Pérez
Pensadora Libre


Los maestros son esos guías en la vida que nos marcan sean estos buenos o malos, siempre lo recordamos. Este es el caso del maestro Luis Manuel Soto quien falleció ayer. Tenía complicaciones de salud, según me contó por Messenger.Mucha alegría sentí un día que me escribió que estaba libre de cáncer. Me marcó su forma de enseñar.

A mi viene los primeros días en el módulo 3 de locución de la Escuela Nacional de Locución Profesor Otto Rivera donde él nos enseñó tantas cosas, reíamos mucho en ese curso porque el era todo un galán que admirabamos todas (en secreto comentábamos,claro en el marco del respeto), siempre tan respetuoso y exigente aún cuando sonreía.

El también fallecido maestro Juan Novas era el director de ese entonces de la escuela, estoy hablando del 2009-2010, nos instó en la primera clase prestar atención, leer y practicar, asunto que luego Soto nos refrescaba cada domingo de 9 a 11 de la mañana.

Después de la graduación de vez en cuando me escribía y comentaba de lo mucho que yo había ido progresando,para la revuelta de la réplica de la Torre Eiffel colocada en pinturas siendo yo la relacionista público de la Alcaldía Santo Domingo Oeste, me escribió "Ahora te veo de prensa en prensa dando declaraciones, ¡y de que manera!".

Orgullosa yo de que uno de los profesores que me enseñaron el arte de hablar por un micrófono me diera seguimiento, por igual entraba a ver mis programas en A 3 Voces A través de la plataforma de Impacto Municipal.

Momentos que no olvidaré fueron mis visitas a HIJB donde el era el director cuando iba al espacio "Economía popular" dirigido por amigos como Mario Lara y Sorangel Moya, sin que me lo esperaba sonaba el teléfono y el técnico decía " Llamada para América", la primera vez que pasó sentí asombro, me pregunté ¿Y quién me llama sin niquisiera haber salido al aire?. Cuando tome el auricular ¡Oh sorpresa, mi querido maestro!. Y dijo: Saludos bella dama.

En verdad estoy muy triste por tu partida, Dios te bendiga siempre y te de descanso en paz, porque siempre fuiste un hombre que amaba su familia y así lo expresabas en cada ocasión cuando te dirigias a nosotros. La comunicación pierde un pilar ¡Ve con Dios!.

0 comentarios:

Publicar un comentario