domingo, 29 de marzo de 2020

La silla o el diente



Domingo melancólico y silencioso, como algunos que me agarraban en bancarrota y poco creativo.

La primavera que avanza poderosa, contundente, sorda a toda esta angustia humana y a sus indices de mortalidad.

Yo en la guarida, refugiado en mi, consultando mi interior, con muchas respuestas a preguntas que jamás formulé. Tocando el piano con el palo de la tambora.

Poniéndole la silla al caballo regalado en vez de mirarle el diente.

@MarcoBaldera

0 comentarios:

Publicar un comentario